martes, 26 de octubre de 2010

Legionella... siempre en las torres de refrigeración



La legionella es un tipo de bacteria existente en todo ambiente acuático pero que, cuando sobrepasa ciertos niveles de concentración y se extiende a través de pulverización por aerosoles, afecta a las personas.

Coloniza las torres de refrigeración (también otros sistemas hídricos) cuando encuentra en ellos temperaturas entre 30 y 60 º C, pH entre 6 y 9, y exposición a luz solar, lo que supone un entorno ideal para su procreación.

En las torres de refrigeración, los aerosoles portadores de legionella son lanzados al exterior con la corriente de aire caliente que sale por aquéllas, siendo transportadas las diminutas gotas de agua infectadas hasta más de 1 km. de distancia.

Es obligatorio llevar un programa de mantenimiento y desinfección preventivo de tales torres. Consiste básicamente en: inspecciones regulares por Empresa especializada con contrato anual; desinfección regular añadiendo biocidas al agua; plan de mantenimiento de la torre según instrucciones del fabricante; control de la calidad fisicoquímica del agua; y documentación de todos estos procedimientos. También a veces procede efectuar un tratamiento de choque mediante desinfección por hipercloración.

Hay que intentar minimizar la liberación de sprays (aerosoles) de agua mediante separadores de gota de alta eficacia; evitar el agua estancada; instalar drenajes en los puntos más bajos de la instalación; y tener siempre físicamente accesibles los equipos para una mejor inspección y mantenimiento.
Publicar un comentario

Apartados de este blog por orden alfabético: