jueves, 10 de julio de 2008

Repelente casero y ecológico para lagartijas, salamanquesas, lagartos y culebras en jardines y zonas verdes


Colocar una bolita de naftalina, de las de toda la vida, cada 50 cm., formando una línea en la zona por donde accedan esos pequeños reptiles que, a veces, producen repugnancia o temor a algunas personas... El compuesto químico (que también se comercializa con nombre específico, mucho más caro) repele a esos animalitos, sin envenenarlos.
Publicar un comentario en la entrada

Apartados de este blog por orden alfabético: